La chicha de ayer

A la chica de ayer le hago saber:

Anhelo esos ojitos castaños que tienes,

esa sonrisa que me hace ver la nieve,

y en tu voz me perdería todas las noches,

sería un bonito broche,

pues tus palabras son notas creando música celestial,

sonidos irrepetibles haciéndome soñar,

y evoco sentimientos para tu sabor yo probar,

te quiero hablar,

pero me pongo nervioso sin poderte mirar,

eres lo onírico hecho vigilia,

lo espiritual en esta mi biblia,

te encontré ayer

y hoy sigo pensando que te deseo ver,

conocer,

de ti saber,

aunque la realidad sea que para ti no existiré,

pero no importa pues tengo las letras

donde plasmo mi mente inquieta,

estos deseos que me aprietan,

pues piensa mi boca cómo probarte sería,

qué sabroso degustar esos labios cada día,

ya fuese al amanecer,

al atardecer,

en la cama y sin pijama,

en el parque con todo tu arte,

porque tú eres fantasía,

artista impresionista de trocitos con alegría,

pintora contemporánea de lienzos en esta cabeza mía.

20/02/2015

H.D.

2 comentarios en “La chicha de ayer

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s