¿Te atreves?

Amargura de telebasura,
infraestructura de musculatura.
Vestidura y buena figura,
mentes inmaduras.

Caraduras en la jefatura,
tarjetas sin cerradura.
Jura que te jura la legislatura,
dulzura en permanente desventura.

Oscura calentura sin censura
con cinturas en miniatura,
¿verlos? ni en pintura
o sufrirán mi acupuntura.

Inexistente literatura sin cobertura.
Hendidura en la escritura,
candidatura de nueva lectura,
sepultura de la nomenclatura.

Partitura sin ligadura
para blancura y negrura,
indecente factura
de la dictadura.

Manos con soltura
provocan magulladuras,
dura picadura
de una educación con fisuras.

Yo, con frescura,
te invito a esta aventura:
Depura la desembocadura
para escapar de la tortura.
Saca tu diablura,
felicidad en salpicaduras,
crea tu propia envergadura,
levadura de la hermosura
futura herradura en tu cabalgadura.
Valora tu alma pura y, con holgura,
alcanzarás una buena altura.

Quemadura de la presente llanura.
Comparte mi travesura, fractura esta cultura,
pues si esto es cordura
prefiero la locura.

FEMEN

¿Por qué la culpa hacia la misma achacada?
¿Por qué la lascivia disfraza sus caras?
Cualquier acción por ellas cometida
es denominada de provocativa.

¿No puede verse en sus caras rebeldía?
Sus cuerpos un mensaje alojan,
mensaje de incomodidad,
ilusiones rotas.

Rabia sus ojos denotan,
una verdad sin derrota,
pues por mucha represión acontecida,
no lograrán coartar su valentía.

Re-acciones cargadas de ideales,
constante lucha por los cambios sociales.
Espero en un futuro repercusión
pues el presente solo provoca desilusión.

Mentes machistas en jóvenes cráneos.
Cultura decaída
de culo y cuesta arriba.

No voto por ningún partido,
solo por la igualdad
que tanta falta hace
en esta cruel realidad.

Años de labranza

Júbilo.

Pasábamos sentados largos momentos,
abrazábamos juntos malos hábitos,
y reíamos a carcajadas como niños,
no eramos más que eso,
amigos.

Los amigos los has de tener,
porque si no los tienes no sabes lo que te pierdes,
y a veces sientes es es tu amigo
cuando en realidad es un canguro,
animal que una patada te pegará en lo mas oscuro.

Pensar que todo irá bien,
es lo que solemos hacer,
y quien no lo haga que pase calada,
pero que no se quede en parada
molestando al que cumple con su palabra.

Llegando a la conclusión
de que un amigo es una bendición,
hoy no te cuento una traición,
porque puñaladas hay a montón,
pero no vale la pena perder tu timón
por una simple lección.

Solo unos pocos sabrá de mis bajones
pero todos conocerán aquellas ovaciones,
y algunos te tenderán la mano para robarte los anillos,
por eso es preciso decir, 
allí dónde quieran que estén
ellos siempre serán inolvidables,
nuestros amigos más leales.

H.D.

Dar por dar

Una montaña rusa,
una bomba incendiaria contra mí,
así es mi vida,
así es como siento cada vez que te veo,
que te abrazo,
que te beso.

Dices que nunca te besaron así,
bien,
tal vez sea porque nunca con el corazón lo hicieron,
puede que jamás con el alma lo hicieran,
pero, ¿sabes?,
así lo hago yo cada vez,
en cada instante que tengo la suerte de probar tu sabor,
de sentir tus labios rozando los míos,
porque cada momento a tu lado es acariciar el cielo,
como un sueño del que debo despertar,
pero no quiero.

Te estoy dando mil motivos para demostrarlo,
no todos somos como tu pasado,
que aunque la mujer más escandalosa se posara ante mí,
y sexo quisiera tener aquí,
no la tocaría,
pues yo solo quiero rozar tu piel,
mirar tus ojos,
besar tus labios,
porque no hay mayor placer,
no hay mayor jubilo,
que sentir al lado de uno mismo aquello soñado en años,
eso que has esperado tanto tiempo,
un ángel vestido de mujer,
Valquiria que con tocarte te hace viajar,
te lleva a rincones profundos del universo,
que solo con mirarte te deshace.

Soy diferente, 
y eso lo sé,
es por eso que te lo hago saber,
otra cosa es que lo quieras ver,
otra cosa es que no sepas llegar a tu ser. 

31/03/2014
H.D.

¿Qué fue?

Complicidad sin límite,
solo ese nuestro acuerdo fue,
simplemente yo acepté
buscando más de algún por qué.

La verdad mil y uno encontré
en lo más hondo de mi ser,
en todos ellos penetré
decían, no vas a perder.

Dejando sentimientos fluir,
con mi alma firmé en un beso
porque no quería verlos huir
sin antes quedarme preso.

Mi mayor pasión rozarlos,
mi droga todo su sabor,
mi fantasía besarlos,
mi deseo darles calor.

Tocar el cielo para mí es
porque aquello que más soñé
ahora puede que real es
aunque ya no sé si soñé.

Autor: H.D.

No marches

Veintisiete primaveras
y tú sigues a mi vera,
solo quiero que no mueras
porque si es así me entierras.

Primero en acompañarme
ese es mi escudero más fiel
que sabe como agradarme
al vivir fuera de todo hiel.

Ahí es donde te deseo ver
moviéndote bajo la piel
cada día al amanecer
recordándome que es la miel.

Si algún día marchas de aquí
dejándome un vacío sin fin
a saber que haría sin ti
tal vez morir como Merlín.

Aquel mago fue encerrado
ahora él espera ser libre,
yo moriría enterrado
pues me ahogaría sin tu aire.

Al oído yo te digo
no me faltes jamás mi niño
ya sabes que soy un mendigo
que necesita tus guiños.

Quiero sentir dentro de mí
todo tu cariño e ilusión
eso que pones siempre aquí
en cada hora de esta lección.

Autor: H.D.

Safo a Cleis

Me amo en ti,
y en tu figura,
me miro,
transformada
con la forma de mi sueño.
.
Al acariciarte
es mi reflejo
el que acaricio
narciso
en el espejo de tu cuerpo.
.
Me miro, así,
toda yo
vuelta carne tuya,
belleza que amo,
seda que acaricio
en tus mejillas.
Sabor de tu piel
en la blanca corola
de tus senos
y en la oscura y dulce fruta
de tu sexo.
.
cementerio-para-lesbianas
.
Lenta y deleitosa
te recorro
con mis dedos
más sabios en formas
que los de Fidias,
y vuelvo
un cinturón de oro
mis brazos en torno
a tu cintura,
mientras
ávidas
mis piernas
-como lianas-
se enredan en las tuyas
al tiempo que no hay límite
entre tu boca y la mía.
¿Tú o yo?
¿Cuál soy?
¿o cuál tú eres?
.
Fundidas en el placer
todo se borra,
y sobre el lecho, entre
los deshojados jacintos
de las rotas guirnaldas
-con que nos adornamos
para el íntimo festejo-
sólo sé
que soy llama
encendida en tu aliento.
 .
Enajenada en ti
sin tiempo
y sin fronteras.
Perdido el borde
de mi cuerpo,
en las oscuras aguas
del orgasmo,
me entrego hasta morir
en tu belleza.
.
Luz Méndez de la Vega